irrigador dental bucal

Irrigador dental: ¿Cuál es el mejor de 2021?

¡Si te gusta comparte!FacebookLinkedInWhatsApp

El irrigador dental es un producto básico si quieres mantener una buena higiene dental.

Aunque son muchos los que empiezan a usarlo a raíz de llevar ortodoncia o implantes dentales, lo cierto es que es la mejor manera de dejar la boca limpia en profundidad y no debería faltar en ningún hogar.

Son muy beneficiosos para la salud, y recomendables para reducir las incómodas visitas al dentista.

😀 ¡Vamos a por la review!

También te puede interesar

calefactores de bajo consumo

Calefactores de bajo consumo: el mejor de 2021

A diferencia de aires acondicionados, chimeneas u otros sistemas de climatización, el calefactor de bajo consumo logra elevar gratamente la temperatura de las estancias sin que la aguja del contador de luz comience a sumar números como loca.

✅ Nuestra selección de Irrigador Dental

A continuación, te mostramos los 5 mejores irrigadores bucales según nuestro criterio.

Irrigador bucal Oral-B Oxyjet

irrigador dental oral-b

Probablemente, la marca más conocida del sector.

A destacar, el difusor enriquece el agua con microburbujas de aire purificado, lo que ayuda a limpiar el interior de las encías.

Tiene diferentes niveles de potencia, e incluye 4 cabezales.

Irrigador Bucal Portatil Profesional

irrigador  bucal portatil

Este completo irrigador dental tiene 4 modalidades de limpieza, para adaptarla a la sensibilidad de cada uno.

Interesante, es inalámbrico e impermeable. Por tanto, puede usarse en la ducha.

En 4 horas se completa la carga, y tiene una autonomía de 10 a 15 a días.

Contiene diferentes accesorios, para distintas funciones, como quitar el sarro o limpiar el interior de las encías, entre otras.

Irrigador Dental Profesional

irrigador bucal profesional

Tiene hasta 10 niveles de presión del agua, para ajustarla a tu sensibilidad.

Gran capacidad del depósito de agua, de 600 ml.

Además, tiene 8 boquillas direferentes, para elegir la que mejor satisfaga tus necesidades.

Como el resto de irrigadores, es impermeable y libre de BPA.

Irrigador Dental Waterpik: el mejor valorado por los usuarios

irrigador dental waterpik

Completo irrigador dental, muy funcional y compacto.

Con 10 ajustes de presión, 2 modos de limpieza, un depósito de 650 ml, temporizador de pausa, pantalla led… podemos decir, sin duda alguna, que está entre los mejores irrigadores bucales del momento.

Irrigador Dental Inalámbrico

irrigador dental inalambrico

A destacar, su diseño compacto hace que su uso sea una experiencia sea cómoda.

Es inalámbrico y liviano. Perfecto para llevártelo donde quieras. La batería puede durar hasta 30 días, con tan sólo 4 horas de carga.

Se puede cargar con USB.

Aunque no se vea bien, tiene un buen depósito de agua, exactamente de 350 ml. Suficiente para una buena limpieza.

Guía de compra

Al comprar un irrigador dental puedes escoger entre un modelo con cepillo, un modelo sin cepillo y también un irrigador dental de viaje, que te será útil no solo en tus desplazamientos, sino también para llevarlo cómodamente al trabajo y poder lavarte los dientes después de comer.

Aunque tiene muchos beneficios y deja la boca limpia en profundidad, es importante seguir siempre las indicaciones del fabricante para evitar que la presión del agua pueda causar daños en los dientes o las encías.

Es habitual que los irrigadores dentales incluyan diferentes boquillas: cepillo para los brackets, limpialenguas, boquilla para eliminar la suciedad entre los dientes, etc.

Recuerda usar siempre la correcta para conseguir los resultados que esperas.

➡️ ¿Cómo funciona un irrigador dental?

El irrigador dental es un dispositivo que usa la presión del agua para eliminar tanto los restos de comida que puedan haber quedado en la boca como la placa bacteriana que se forma en los espacios interdentales, en la línea de las encías y en otras zonas poco accesibles para el cepillo de dientes.

Se utiliza como complemento del cepillo de dientes para complementar la limpieza.

Lo primero que hay que hacer es llenar el depósito de agua, mejor si está un poco templada para no notar tanta sensibilidad en los dientes y encías.

A continuación, se coloca la boquilla seleccionada y se selecciona la presión a la que se quiere trabajar.

Lo recomendable es empezar siempre con una presión baja para no dañar las encías.

Si después de unos días no notamos que aparezcan daños en las zonas más sensibles de la boca, podemos trabajar con presiones algo más elevadas para conseguir una limpieza más eficaz.

➡️ ¿Cómo usar un irrigador dental?

Muchas personas conocen este aparato por recomendación de su dentista, especialmente aquellas que llevan ortodoncia o llevan implantes.

Se suele recomendar en estos casos porque estos elementos metálicos son complicados de limpiar y pueden acumular restos de comida y favorecer la proliferación de bacterias.

También se suele recomendar para pacientes con enfermedad periodontal, ya que ayuda a masajear la encía y reducir el sangrado.

Y facilita el tratamiento de las infecciones bucales porque al agua se le puede añadir colutorio.

No obstante, los irrigadores bucales son una buena opción para cualquier persona que quiera mantener una buena y completa higiene oral.

El irrigador se usa después de lavar los dientes con cepillo manual o eléctrico.

Se pasa por todos los dientes siguiendo la línea de la encía, repasando toda la superficie del diente y el espacio interdental.

Basta con dedicar unos dos segundos por cada diente. Con uno o dos minutos de limpieza una vez al día basta para tener una boca limpia y cuidada.

➡️ ¿En qué casos está contraindicado el uso de un irrigador dental?

En el caso del irrigador dental las contraindicaciones son muy pocas, ya que en la mayoría de los casos su uso resulta beneficioso.

Lo importante es usarlo siempre de forma correcta y regular bien la presión para que ni encías ni dientes sufran daños.

Para salir de dudas se puede consultar antes con un especialista por si en nuestro caso concreto hubiera alguna contraindicación para su uso.

➡️ Consejos de limpieza y mantenimiento

A fin de que el irrigador siga funcionando como el primer día, debemos hacer un buen mantenimiento de él y una limpieza periódica.

Lo principal es limpiar el depósito del agua, podemos meterlo directamente en el friegaplatos o lavarlo con agua y un poco de jabón.

La cal puede llegar a obstruir los conductos del aparato, así que de vez en cuando hay que limpiarlos. Para ello llenamos el depósito de agua y añadimos entre dos y cuatro cucharadas de vinagre blanco. Lo ponemos en funcionamiento hasta llegar a la mitad del depósito y lo paramos.

Luego, lo dejamos unos 20 minutos con la manguera en el fregadero para que el vinagre siga haciendo su efecto.

Lo volvemos a encender para vaciar lo que quede de la mezcla y lo aclaramos llenando y vaciando el depósito con agua tibia.

Para hacer la limpieza de boquillas las podemos sumergir cinco minutos en vinagre blanco con un poco de agua tibia y cambiarlas cada 3 o 6 meses según el uso.

La limpieza del mango la hacemos igual, dejándolo unos minutos en agua tibia con vinagre.

Aspectos importantes a tener en cuenta antes de comprar

Para encontrar el mejor irrigador dental hay que valorar aspectos como:

  • Modos de limpieza disponibles.
  • Potencia y ajustes.
  • Si queremos un modelo portátil o de mesa.
  • Funciona con batería o con cable.

Además, antes de elegir irrigador dental las opiniones de otros usuarios nos pueden ser de mucha utilidad.

Conclusiones

El irrigador dental es el mejor dispositivo para conseguir una limpieza de dientes y boca en profundidad.

En cuanto pruebes el irrigador dental sabrás por qué hay tanta gente que lo recomienda y ya no podrás vivir sin él.

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Última actualización el 2021-06-18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Sobre nuestro trabajo

Sólo decirte que no trabajamos para ninguna marca. Lo hacemos para ti.

Nos esforzamos para ofrecerte las mejores reviews de productos y cursos relacionados con el hogar.

Tu casa, el lugar que más quieres.